Gestiones

Home Artículos Impuestos cuando pasamos a otra vida
Martes, 14 Noviembre 2006 00:00

Impuestos cuando pasamos a otra vida

Escrito por 

Cuando fallece una persona residente o no residente y deja propiedades a sus sucesores en España, éstos están obligados a pagar el conocido "Impuesto de Sucesiones y Donaciones". Por otra parte, cuando recibimos una donación u obsequio que supere un determinado importe, también quedamos obligados a entregar al Estado una parte del mismo mediante el llamado "Impuesto de Donaciones".

En la práctica, ambos tributos que, en principio, tienen una naturaleza bien distinta, se pagan a través del mismo impuesto, el de "Sucesiones y Donaciones".

  • ¿Sobre qué recae el Impuesto? El impuesto recae sobre los bienes y derechos que deja la persona que fallece, ésto es, las propiedades que deja a los herederos. También recae sobre los bienes que recibe una persona por donación, gratuitamente recibidos (es decir, sin nada a cambio), entre personas vivas.

  • ¿Sobre quién recae el impuesto? El impuesto lo deberán pagar los herederos que reciban las propiedades de la persona fallecida. También deben pagarlo quien reciban regalos o donaciones en España o los beneficiarios de seguros de vida.

  • ¿Cómo se calcula el Impuesto? En primer lugar, habrá que ver el valor individual de lo que reciben los herederos, esto es, el valor real de los bienes y derechos, menos las cargas y los gastos deducibles.

  • ¿Qué se puede descontar? En principio, pueden descontarse las deudas que tenía la persona fallecida, siempre que puedan demostrarse de alguna manera. También pueden ser descontadas los tributos al Estado, Comunidades Autónomas, etc... que sean pagadas por los herederos.

Por otra parte, existe una serie de reducciones que se basan en el grado de parentesco y afectividad que tuviese la persona fallecida o la persona que realizó la herencia o la donación. La reduccion dependerá, por ejemplo, de si los hererederos son conyuge, hijos menores de 21 años o mayores, ascendientes, hijos adoptados, etc. Cuanto más lejana sea la persona al vínculo familiar, mayor será el impuesto. También se tendrá en cuenta si la persona heredera tiene minusvalía física o psíquica.

El Impuesto se aplica sobre la herencia recibida teniendo en cuenta no sólo la cuantía de la misma, sino quién la ha recibido, es decir, si es familiar o no.

Los documentos y autoliquidaciones relativas a este Impuesto, deben presentarse en los órganos correspondientes de las Comunidades Autónomas donde los bienes estuvieran situados.

El plazo para presentar el impuesto será:

  • En las sucesiones: 6 meses, a contar desde el fallecimiento o la declaraciEn las sucesiones: 6 meses, a contar desde el fallecimiento o la declaración de fallecimiento del causante.

  • En las donaciones: 30 días hábiles, a contar desde el día que se cause el acto o contrato.

La documentación que debe aportarse junto al impreso oficial:

  • Testamento.

  • Copias del NIF de todos los herederos.

  • Certificados de defunción.

  • Testimonio de declaración de herederos.

  • Justificación de gastos y cargas que pudieran haber, y de deudas.

  • También será necesario escrituras de propiedades, recibos del Impuesto sobre Bienes Inmuebles, etc.

Sería bueno cuantificar todo ésto para no dejar una pesada carga a los herederos, o al menos, saber a cuánto se van a enfrentar cuando ya no estemos en este mundo. En cualquier caso, convendrá consultar a un economista asesor fiscal para obtener asesoramiento específico en función de las circunstancias de cada caso.

Visto 2179 veces Modificado por última vez en Sábado, 23 Marzo 2013 14:59

Datos de cotacto

Dirección
C/ Canalejas, nº28, 1 piso, puerta 8,
35500 Arrecife - Las Palmas (Islas Canarias)
Teléfono
+34 902 551 511 / +34 928 815 606
Fax
+34 928 800 525
e-mail
info @gestiones.com